• Gabo Alvarado

Cómo grabar y mezclar el bajo

Hoy les quiero enseñar la manera en que grabo y mezclo los bajos para que queden bien pesados. Por mucho tiempo intentaba lograr que mis mezclas tuvieran un sonido pesado y profesional, sin embargo por más peso que le metiera a las guitarras, siempre sentía como que hacía falta algo, y claro, lo que me hacía falta era la fuerza que da el bajo.


Mucha gente cree que el bajo no se escucha o que no es importante. Yo les quiero decir que sin el bajo, la música que escuchamos no tendría la misma vida, la energía y todo el sentimiento que tiene. El bajo es una parte crucial de toda la música, no solo lleva la mayor parte del cuerpo, si no que también lleva parte del ritmo. La manera en que el bajo se acopla con el bombo de la batería puede hacer que la música se eleve a otro nivel.


Para tener un bajo bien poderoso vamos a ver dos cosas, la grabación y la mezcla.


La Grabación


Primero lo primero


Antes de comenzar a grabar, vamos a asegurarnos de que tenemos cuerdas nuevas en nuestro bajo. Esto nos va a ayudar con un sonido nítido y más metálico. Con el tiempo, las cuerdas van perdiendo brillo y el sonido que nos dan se va volviendo un poco más opaco. Dependiendo del estilo de música que grabamos esto puede ser conveniente, pero para metal, rock y demás géneros pesados, queremos que el bajo suene más metálico y que cada nota suene con la mayor articulación posible.


También vamos a asegurarnos siempre que nuestro bajo esté correctamente afinado, un bajo desafinado puede no ser tan obvio, pero les aseguro que puede ser la diferencia entre un producto profesional y uno amateur. Pueden usar algún afinador digital, que vienen en muchos plugins o también les recomiendo el Polytune de TC Electronic.


El estigma de la púa


Muchos bajistas se ofenden cuando se les dice que toquen con púa. Como si tocar bajo con púa les hiciera menos músicos o yo no sé, como que si por tocar con púa ya no pueden estar en la élite de los bajistas top o alguna pendejada de esas. Lo que hay que entender es que la púa es una herramienta más y si existe es por algo. Cuando estamos grabando géneros pesados, queremos que cada nota suene con todo el poder y además con la mayor constancia posible. ¿Cómo obtenemos esto? Usando una púa.


¿Que suena mejor cuando lo toco con los dedos? Pues si suena mejor, entonces es mejor y se graba con los dedos. Pero cuando vamos a grabar tenemos que mentalizarnos para entregar el mejor resultado posible, vamos a dejar nuestro Ego de lado y vamos a tocar con púa si es necesario, no tengan miedo de usarla, al final lo que importa es que suene rico.


Del bajo a la compu


Para grabar el bajo tenemos dos opciones, podemos grabar directamente usando la entrada directa y asegurándonos que el input esté en modo inst o instrument. Esto porque la señal de un instrumento como la guitarra o bajo, que se conecta directamente y no con un micrófono, tiene mayor impedancia, si dejamos el modo de la interfaz para micrófono la señal va a llegar muy caliente y no va a quedar bien. Una vez que conectamos el bajo vamos a proceder a verificar el nivel de ganancia, queremos que el marcador apenas toque el amarillo, para tener una señal fuerte pero que no llegue a rojo. Una vez hecho esto estaríamos listos para grabar.


Ahora bien, podemos tener un mejor sonido con la ayuda de un pedal para mandar un señal modificada a la compu, dando así forma al bajo y acercándonos más al sonido final. Yo recomiendo que desde el inicio, es decir, desde la grabación, nos vayamos acercando al sonido que buscamos, para que así, a la hora de mezclar, el trabajo sea más sencillo y rápido. Es por esto que agregar este pedal que me va a dar un empujón a mi bajo. Me refiero a un pedal de la empresa Tech 21, esta empresa tiene varios pedales que funcionan muy bien para el bajo, el que yo uso es un SansAmp Bass Driver DI. Lo que me gusta de este pedal es que tiene un sonido muy rico y además me ayuda a darle un poco más de ese tono metálico al bajo, además, tiene tres salidas, una para TS, una XLR y una salida paralela, la salida paralela es la señal del bajo sin ser procesada. Esto me permite grabar tanto la señal procesada y sin procesar, luego puedo usar la señal sin modificar para experimentar en la mezcla, como por ejemplo, usar plugins en ambas y combinarlas.



Vamos a preparar un poco el EQ en el SansAmp. A mí me gusta darle presencia y un poco de altos, pongo la perilla de Blend a full, ya que tengo también la señal original y puedo hacer el blending en la computadora.


Vamos a verificar que las señales que nos estén llegando apenas toquen el amarillo en ambos inputs y verificar el sonido que estamos recibiendo, queremos asegurarnos que lo que estamos grabando es muy cercano a nuestro producto final.


Si queremos darle un extra ultra toque final, podemos usar algún plugin para tratar de acercarnos aún más al sonido que estamos buscando. Me gusta mucho usar un plugin de Neural DSP, tienen muchos buenos plugins y para el bajo les recomiendo que le echen un ojo al DarkGlass Ultra. Este plugin me encanta porque las distorsiones que trae son súper ricas y hacen que la mezcla mejore muchísimo, ya que agrega muchísima carne. Dependiendo del sonido que busquemos, este plugin nos da mucha versatilidad, nos ofrece un sonido limpio así como distorsiones que sobrepasan la vulgaridad lml.



Si hicimos todo lo anterior, lo más probable es que tengamos un sonido bastante cercano al sonido final, y esto nos da una visión general de la producción que nos ayuda a encaminarla con mayor confianza y esto nos dará mejores resultados.


La Mezcla


Una vez que tenemos las señales del bajo grabadas, vamos a tener dos canales, uno con la señal original y otra con una señal del bajo procesada. Queremos tener una manera de manejar la dinámica del bajo a lo largo de la canción, para así poder darle más energía o hacerlo más suave en momentos de la canción donde lo amerite.


Sub Bajos, Gruñidos y Gritos


Me gusta dividir el bajo en tres secciones, esto me permite manejar las automatizaciones para una mejor dinámica a través de la canción de una manera más simple. Para esto vamos a duplicar la señal procesada que tenemos dos veces, y vamos a nombrarlas Bass Sub, Bass Grunt, Bass Cry. Ahora en cada una vamos a aplicar un EQ y vamos a proceder a filtrar cada canal en su respectivo rango de frecuencias. Una vez que tenemos esto, vamos a poder mezclar más eficientemente y con mayor control. Incluso podemos agregar algún plugin adicional a una de las secciones y así ponernos creativos.


La primera sección es el Sub Bajo (Bass Subs), esta sección va desde los 20 Hz a los 250 Hz. Acá es donde viven las frecuencias fundamentales y es lo que nos dará todo el peso. Muy probablemente esta sección se va a quedar fija a los largo de toda la canción, porque los cambios de volumen podrían ser muy obvios, a menos que estemos experimentando con eso específicamente.


Sección de Bass Subs (20 Hz a 250 Hz)

La segunda sección es el Gruñido (Bass Grunt), esta sección va desde los 250 Hz hasta los 2 KHz. Esta parte contiene la mayor parte de la carne del bajo, la razón por la que le llamo el Gruñido, es porque si le ponemos atención, cuando filtramos, da la impresión de que el bajo está gruñendo, y conforme le subimos el nivel a esta sección, vamos a lograr un bajo más poderoso e imponente.


Sección de Bass Grunt (250 Hz a 2 KHz)

La tercera sección es el Grito (Bass Cry), esta sección va desde los 2 KHz hasta el infinito (20 KHz). Aquí se encuentran los armónicos más agudos del bajo. Nos permite manipular dos cosas, la sensación de aire del bajo y la agresividad de la distorsión. La razón por la que le llamo el Grito es porque al subirle, podemos lograr un bajo realmente estridente, como si se tratara de un grito. Dependiendo del segmento de la canción podríamos aumentar el volumen a esta sección para dar más agresividad.


Sección de Bass Cry (2 KHz a 20 KHz)

Automatizaciones


Las automatizaciones nos permiten manipular el sonido del bajo a lo largo de la canción, por ejemplo, podríamos aumentar el nivel del Gruñido en el coro para que así tenga mayor poder, pero queremos bajarlo en los versos para darle más dinámica a la canción. Acá entra mucho nuestra creatividad, podemos probar diferentes cosas hasta lograr un sonido con el que nos sintamos satisfechos.



A continuación les dejo un vídeo donde explico de manera práctica cómo grabo y mezclo los bajos en una canción.


80 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

INFINITY RECORDING STUDIO

San Jose, Costa Rica

©2020 by Infinity Recording Studio