• Gabo Alvarado

Cómo ecualizar guitarras

Cuando estamos trabajando en nuestra mezcla, solemos dedicar gran cantidad de tiempo en mover las perillas del ecualizador, tratando de lograr que las guitarras encajen dentro de la mezcla. Para nuestra frustración, notamos que cada vez, sentimos que nos alejamos del objetivo y cada vez las guitarras suenan peor dentro de la mezcla.


Esto puede deberse por dos cosas. La primera y más común es que hemos mezclado por tanto tiempo que nuestros oídos están cansados, y por lo tanto, estamos dando vueltas en círculo sin llegar a ningún lado. Para esto, les recomiendo dejar de mezclar por un rato, distraer la mente y los oídos haciendo otras actividades, pueden salir a caminar, leer, cocinar su plato favorito, lo que sea que no sea necesario usar los oídos.


Lo segundo es que tal vez no tenemos muy claro cómo ecualizar la guitarra para que encaje dentro de la mezcla. Pensamos que le hace falta brillo, cuando en realidad lo que estamos buscando es presencia, para que la guitarra sobresalga.


Para eso es importante conocer cuáles frecuencias abarca la guitarra, y cual es la función que cada frecuencia cumple respecto al sonido de nuestra guitarra. Una vez que entendemos esto, podemos tomar decisiones más sabias, basándonos en un conocimiento más práctico de las frecuencias. Muchas veces sentimos que algo le hace falta a la guitarra, ya sea brillo, o cuerpo, y sin embargo tal vez no tenemos muy claro a nivel de frecuencias, cómo podemos lograr el sonido que tenemos en nuestra mente.


Para esto vamos a dividir el espectro de frecuencias en varias secciones para un manejo más fácil.


Cada sección va a representar una parte del sonido de la guitarra.


20Hz-200Hz: La primera sección son los bajos de la guitarra. En esta zona tenemos las vibraciones más bajas de la guitarra, sin embargo, por esta zona viven las frecuencias fundamentales del bajo y la batería, por lo que hay que tener cuidado de no opacarlas. Muchas veces se opta por suprimir todo lo que está por esta zona hacia abajo con un filtro de pasa altas o High Pass Filter (HPF).


200Hz-500Hz: frecuencia fundamental de la guitarra, lleva mucha parte de la base de la guitarra, pero también hay que tener en cuenta que el bajo vive por esta área, por lo que subirle demasiado puede causar que se peleen por abarcar esta zona.


500-2KHz: cuerpo y peso, esta sección es muy importante ya que puede hacer que las guitarras suenan muy grandes, pero a la vez demasiado puede dar esta sensación de que la guitarra está encajonada.


2KHz-5KHz: esta sección nos permite controlar la presencia de la guitarra, si la bajamos notamos que la guitarra desaparece de la mezcla, mientras que si la aumentamos podemos notar como traemos la guitarra a ser el foco de la mezcla. Subirla demasiado puede provocar que los demás instrumentos pierdan protagonismo.


5KHz-8KHz: brillo, puede ayudar a que la guitarra tenga mayor claridad en la mezcla, solamente vamos a aumentar un poquito si es necesario, subirle demasiado va a volver la mezcla muy cansada de oír, ya que la vuelve muy aguda.


8KHz-20KHz: esta zona da un aire particular a los sonidos, en el caso de la guitarra puede volverse muy molesto, yo muchas veces es disminuirlo para evitar que choque mucho con el sonido de los platillos y algunos sonidos de ambiente.


A continuación les dejo un vídeo donde explico cada una de estas secciones y cómo afecta el subirle o bajarle la ganancia a cada una de ellas con un ejemplo práctico.




45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

INFINITY RECORDING STUDIO

San Jose, Costa Rica

©2020 by Infinity Recording Studio