• Gabo Alvarado

Diferencias entre la mezcla y la masterización

Actualizado: 30 de jul de 2020

Una vez que entramos al mundo de la producción musical, ya sea porque nos interesa expandir nuestros conocimientos en este tema o bien porque tenemos un grupo musical y vamos a ir a grabar al estudio, comenzamos a escuchar todo tipo de términos nuevos. Al inicio puede ser un poco confuso por el hecho de que la ingeniera de audio habla de manera muy técnica, refiriéndose a etapas del proceso de producción como si fueran cultura general. La verdad es que ninguna persona nace aprendida. Cuando escuché por primera vez los términos mezcla y masterización, no me quedaba muy claro en qué consistía cada uno y cuál era su importancia. Hasta llegué a pensar que se trataba del mismo proceso.


Si alguna vez has estado en el estudio de grabación y cuándo la ingeniera te habló de mezclas o masterización y te quedaste así:



Entonces sigue leyendo, porque a partir de hoy conocerás las diferencias entre la mezcla y la masterización, de qué se trata cada una y por qué son fundamentales en el proceso de producción de audio.


Lo primero que tenemos que aclarar es que la mezcla y la masterización son parte de un proceso mayor llamado post producción. La post producción incluye todos los cambios, ediciones y procesamiento que se le aplica al audio luego de la grabación, para lograr el producto final que se distribuirá en servicios como Spotify o Itunes, o bien la reproducción de CDs y la televisión. La confusión se genera porque tanto la mezcla como la masterización, modifican la señal de audio, pero en momentos y con enfoques distintos.


Mezcla


Durante la mezcla, la ingeniera se enfoca en manipular cada pista individualmente con el fin de darle un espacio dentro del contexto de la música en general. Se intenta hacer la menor cantidad de cambios de edición correctivos. Lo ideal es que para este punto, cada pista esté totalmente editada, para que la ingeniera se pueda enfocar en procesos más creativos y darle vida y sentimiento al producto final.

Los pasos para llegar a una mezcla finalizada pueden variar de ingeniera a ingeniera, sin embargo por lo general lo que cambia es el orden en que se realizan. A continuación voy a explicar los pasos que yo sigo para completar una mezcla, pero recuerden que porque yo lo haga así no significa que es la única manera. Cada ingeniera tendrá su forma y estilo de lograr su propio sonido.


Nivelación de Volúmenes


El primer paso es el más importante y si se hace bien, con los oídos descansados y un buen monitoreo, puede que la mezcla esté lista en un 80% (Siempre y cuando la ingeniera de grabación haya hecho un excelente trabajo y tengamos excelentes pistas con las que trabajar).


La nivelación de volúmenes consiste en ajustar cada pista para que se acople al contexto de la canción, desde una perspectiva de volumen. Dependiendo del género, los instrumentos principales pueden variar, por ejemplo en géneros como Rock y Metal, las guitarras distorsionadas y la baterías tienen mayor presencia que el resto de instrumentos, en comparación con géneros como Ska o Reggae. Una técnica muy utilizada es ajustar primero el volumen de la pista principal (casi siempre es la voz) y luego ajustar el resto de pistas una por una respecto a la pista inicial. Al finalizar este paso tendremos una mezcla cruda pero con un buen balance, el cuál nos define el camino en que se dirige la producción.


Posicionamiento en el panorama estéreo


La mayoría de dispositivos con los que escuchamos música usan sonido estéreo. Esto significa que se envía señal de audio a dos parlantes, izquierda y derecha. Muchas veces podemos distinguir si un sonido viene desde la izquierda o derecha, esto es porque el sonido tiene un posicionamiento dentro del panorama estéreo. Dicho panorama se puede utilizar para posicionar cada elemento de la mezcla para crear la sensación de espacio y profundidad. El poder posicionar los elementos en el panorama estéreo permite recrear la imagen de una banda tocando en vivo, por ejemplo, situar la batería en el centro, las guitarras a los lados y la voz en el centro al frente. El posicionamiento estéreo ayuda a una mejor definición de cada pista, ya que al poder ponerlas en lugares separados hará que los sonidos no peleen por sobresalir, ya que cada uno tendrá su espacio.


Procesamiento de audio


En este paso es donde la mezcla se pone interesante y probablemente sea de los pasos que requieren más conocimiento teórico sobre audio, además de práctica y experiencia para llevar la mezcla a otro nivel. Algunas veces, a pesar de la nivelación y el posicionamiento dentro del panorama estéreo, la canción aún no tiene ese toque profesional. Esto es porque las pistas están luchando por abarcar energía dentro del rango de frecuencias y es necesario darles un empujón más para que terminen de calzar. En este punto se procede a procesar la señal de cada pista con efectos de Ecualización (EQ), Compresión y Saturación. La ecualización es fundamental y nos permite modificar las pistas de manera que podamos recortar o sobresaltar frecuencias en ellas, para así ayudarlas a sobresalir y a la vez que no estorben a otros sonidos. La compresión permite reducir el rango dinámico de la señal de audio, es decir que el volumen de una pista sea mucho más constante y controlado. Finalmente, el efecto de saturación permite añadir un poco de distorsión a la señal para mejorar su tono y ayudar a que resalte un poco más en la música. La saturación puede que no se note mucho cuando se añade a cada pista individualmente, pero al sumarlas todas, el cambio en el sonido de la canción es bastante notorio. El uso en conjunto de estos efectos sobre las pistas hará que se resalte lo mejor de cada instrumento.


Inserción de efectos


En esta etapa se añaden otro tipo de efectos, que ayudan más que todo a dar una sensación de espacio y movimiento en la mezcla y no tanto de corregir o resaltar sonidos. Hablamos de efectos como Reverb y Delay. Estos efectos en combinación con el uso del panorama estéreo, nos permite posicionar los instrumentos más atrás o al frente. También ayudan a dar cohesión a las pistas, porque dan la sensación de que están dentro de un mismo espacio. Existen muchos tipos de Reverbs y Delays, en este punto la ingeniera dejará volar su imaginación para crear efectos interesantes que darán emoción y vida a la mezcla.


Automatizaciones


Las automatizaciones son la cereza en el pastel de la mezcla. Esto consiste en programar efectos, cambios de volumen o cambios de posición en el panorama estéreo, para que se activen o desactiven durante la reproducción del audio. Es muy común que se automatice el volumen de la voz a los largo de la canción, para que resalte en ciertas partes. También se puede activar un efecto para una sección específica y desactivarlo al finalizar dicha sección. Otro muy buen ejemplo sería variar el posicionamiento en el panorama estéreo para crear la sensación de que el sonido se está moviendo de un lado a otro. Gracias a la tecnología, las automatizaciones se logran de manera fácil en la computadora, permitiendo a la ingeniera enfocarse más en la parte creativa y menos en la parte técnica, logrando así mejores resultados.


Masterización


La masterización consiste en lograr que el sonido de la mezcla final se traduzca lo mejor posible en los diferentes medios y dispositivos en los que se reproducirá. Para lograrlo, la ingeniera utilizará efectos de Ecualización, Compresión, Saturación y Expansión Estéreo, pero a diferencia de la mezcla en donde se aplicaban sobre las pistas individuales, ahora se aplicará sobre la mezcla completa. Con esto se busca que los sonidos resalten un poco más. Se podría ver como la última pulida antes de lanzar el audio a distribución. Los cambios realizados durante la masterización son muy leves por si solos, pero en conjunto logran subir la calidad y musicalidad del audio para ponerlo a competir con las producciones que escuchamos día a día.


En muchos casos, sobretodo si buscamos ahorrar en nuestra producción, la ingeniera se hace cargo de la mezcla y la masterización. Sin embargo, se recomienda que la persona que realice la mezcla y la masterización no sea la misma. Es por esto que vemos ingenieras que ofrecen servicios de masterización.


¿Por qué existe un servicio de masterización?


Como vimos anteriormente, uno de los objetivos de este proceso es optimizar el audio para la reproducción en múltiples dispositivos. Es muy posible que la ingeniera de mezcla, luego de estar mucho tiempo escuchando la producción una y otra vez, pierda objetividad y tome decisiones de masterización sesgadas. Además, el incluir una tercera persona en el proceso de masterización traerá un par de oídos frescos que pueden escuchar cosas que tal vez la mezcladora puede pasar por alto. Míralo como si la mezcla fuera el ensamblaje de un auto, la masterización vendría a ser el último control de calidad con cambios mínimos, antes poner el auto en venta. Lo más recomendable sería contratar una empresa que se asegure del control de calidad antes de soltarlo al público.


Durante mucho tiempo se pensaba que la masterización era un procedimiento super complicado (casi magia negra) y que solamente lo podían realizar personas con un talento sin igual, con equipo inimaginablemente caro. Pero los tiempos han cambiado, y aunque todavía existen estudios de grabación con equipo super vintage de miles de dólares, no significa que sea la única manera. La tecnología ha avanzado de forma tal que existen muchos plugins que se usan específicamente para la masterización, permitiendo a más personas experimentar y lograr resultados increíbles, usando solamente una computadora. Incluso existe software automático para masterizar, y a pesar que todavía haya cierta fricción por las personas old school, es algo que nos pone a pensar, que quizás dentro de 10 años, estos sistemas hayan evolucionado, logrando resultados muy buenos, tal vez mejores que los mismos humanos.


Finalmente, hay que tomar en cuenta que los diferentes medios muchas veces requieren diferentes tipos de archivo o calidad para reproducir de manera óptima. Por ejemplo, Spotify requiere un nivel de volumen específico y de formato, mientras que si se desea imprimir CDs es necesario usar un volumen distinto y otra calidad, Lo mismo pasa con la música para la televisión, debe tener un formato y calidad específicos. Cuando contrates a una ingeniera de masterización asegúrate de brindar las especificaciones requeridas para obtener los archivos necesarios para una distribución exitosa.


Si te gustaría aportar algún comentario o tienes preguntas respecto a temas de producción, no dudes en registrarte para poder participar en el blog y comentar. También puedes escribirnos por nuestras redes sociales. Esperamos seguirles aportando material para que puedan mejorar sus producciones y que vayan bien preparados al estudio de grabación.

95 vistas0 comentarios

INFINITY RECORDING STUDIO

San Jose, Costa Rica

©2020 by Infinity Recording Studio