• Gabo Alvarado

10 Problemas en la voz y cómo arreglarlos


Las voces, pueden hacer que una mezcla se escuche fenomenal, pero también pueden arruinarla por completo. La voz es el elemento más dificil y delicado de todo el proceso de mezcla, se encarga de transmitir la mayor cantidad de emoción al público, así como el mensaje de la canción. Es por esto que tiene que calzar naturalmente y sentarse en la mezcla de la mejor manera posible.


Existen cientos de guías en internet sobre como mezclar las voces. Temas con respecto a la compresión, reverb, ecualización, entre otros. Todo esto nos puede dejar en el mismo lugar en el que comenzamos, ya que la información puede ser muy compleja, o también muy específica respecto a un género en particular.

Todas las voces son diferentes, cada una tiene cualidades específicas, por lo que la manera en la que vamos a mezclarlas puede variar de voz a voz. Entre las diferentes voces, podemos categorizar 10 problemas que tienden a aparecer dependiendo del vocalista. En este artículo vamos a verlos y a proponer posibles soluciones.

1. Carácter Sibilante

Un problema muy común, es la sobrecarga de sonidos producidos por las 's' y las 't'. Cuando estamos mezclando la voz, intentamos reducir todo tipo de distracciones y artefactos que saque al oyente del hilo de la canción. El carácter sibilante de estas consonantes suele ser muy fuerte y tiende a distraer la atención del oyente, arruinando totalmente el flujo y sentimiento de la canción. Para atacar este problema podemos aplicar un compresor multibanda o de-esser, el cual nos reduce el volumen de las frecuencias culpables del carácter sibilante y dejando las demás frecuencias intactas.

2. Tensión de Cuello

Muchos cantantes tensan el cuello al cantar por varias razones, ya sea por el tipo de música, que debe gritar un poco, o para tratar de llegar a una nota muy alta. Esto provoca un aumento en las frecuencias medias-altas. Dependiendo del sentimiento que queremos proyectar en la mezcla, podremos decidir que tanto controlamos estas frecuencias. Podemos usar un EQ dinámico, el cual disminuye las frecuencias en el rango deseado cuando sobrepasen cierto umbral (threshold).

3. Sonido Nasal

¿Alguna vez has hablado mientras te tapas la nariz? Bueno, algunas personas tienen una voz un poco nasal, y al cantar tienden a tener este sonido particular. Por lo general, el problema se localiza entre los 600Hz y los 2KHz, dependiendo de la voz del artista. Para mitigar este efecto, intenta aplicar un EQ dinámico para que atenúe las partes donde el efecto nasal se vuelve muy obvio, o si la voz es muy nasal en general, prueba aplicando un EQ general alrededor de esta zona, hasta que el problema disminuya.

4. Cierre Glotal

Este efecto es causado por el cierra parcial de la glotis, provocando así un sonido grave y un poco metálico. Para que se den una idea, es muy utilizado por la artista Britney Spears. No es muy común que oigamos este efecto si no es a propósito, pero si llegara a pasarnos que el cantante al que estamos grabando se le escapa y nos damos cuenta muy tarde (es decir, en la etapa de mezcla), podemos enfocarnos en las frecuencias alrededor de los 400 y 700 Hz.


5. Efecto de Proximidad

El efecto de proximidad es causado cuando el cantante interpreta demasiado cerca del micrófono (particularmente en micrófono con patrón polar cardioide). Nos daremos cuenta de este efecto por la enorme cantidad de bajos que tiene la voz. Para abordar este problema podemos aplicar un poco de EQ en las frecuencias bajas. Además, si el cantante se acercaba y se alejaba del micrófono, provocando el efecto de proximidad en algunas partes nada más, podemos usar EQ dinámico.

6. Medios Roncos

Este problema es provocado por el exceso de energía en los medios bajos. Puede deberse al tipo de micrófono utilizado para la grabación o por que el tamaño del cuarto provocó que frecuencias ofensoras se acumularan. Por lo general se encuentran entre los 300 y los 600 Hz, sin embargo, debemos tener cuidado al manipular estas frecuencias, ya que son las frecuencias que conforman el cuerpo de la voz, particularmente en voces femeninas. En algunos casos, lo mejor es encontrar la frecuencia específica y realizar un corte quirúrjico para no afectar las frecuencias próximas y así no perder el cuerpo de la voz.

7. Voz Opaca

Algunos micrófonos, en particular los dinámicos, funcionan muy bien en presentaciones en vivo debido a que no suelen captar los sonidos de las fuentes que no se encuentran directamente frente a ellos, además de que son más robustos. Sin embargo, tienden a disminuir las frecuencias altas. Por esto es importante tomar en cuenta el aplicar un EQ para incrementar las frecuencias arriba de los 4Khz.

8. Voz Débil

A diferencia de las voces opacas, muchas veces podremos encontrar el caso en que la voz es muy débil debido a las características del cantante o por que el tipo de micrófono no respondía de la mejor manera a frecuencias bajas. Para esto, podremos aplicar un EQ y aumentar las frecuencias bajas o bien, disminuir las frecuencias altas, para así devolver el enfasis a las frecuencias bajas de esta voz.

9. Rango Medio Muy Pronunciado

Este problema suele suceder por la escogencia del micrófono que no captaba de mejor manera al artista. Algunos micrófonos suelen dar más fuerza a frecuencias entre los 1 Khz y 2Khz, lo cual provoca que la voz parezca fuera de la mezcla. Aplicar un EQ en este caso es lo que se recomienda, sin embargo debemos jugar con el parámetro Q, para tratar de no quitarle la esencia a la voz, ya que esta se encuentra también alrededor de las frecuencias mencionadas. Para algunos géneros músicales es deseado que la voz tenga esta fuerza en los medios, por ejemplo el Rap y el Pop.

10. Bajos o Agudos exagerados

En ciertos casos, puede que algún exceso de frecuencias muy bajas, imperceptibles en algunos monitores, sean capturadas por el micrófono, provocando zumbidos. Estas frecuencias, aunque no se oigan, van a sumar a la mezcla, opacándola y afectando algunos efectos como el compresor, el cual para aplicar la reducción podría estar tomando en cuenta frecuencias que ni siquiera estamos percibiendo, lo cual crea un efecto indeseado. Para solucionar este problema, basta con un filtro pasa altas, alrededor de los que elimine las frecuencias más bajas, dependiendo del instrumento, por ejemplo, un hihat no necesita tanta información más abajo de los 250 Hz, por lo que podemos atenuar las frecuencias debajo de esta para dar claridad a la mezcla. Lo mismo sucede con las frecuencias altas, algunas grabaciones capturas frecuencias que no aportan nada más que ruido a la mezcla, lo que se soluciona con un filtro pasa bajas.


Hemos, visto 10 problemas que posiblemente te encontrarás a la hora de mezclar las voces. Con los consejos que te hemos ofrecido se te facilitará la tarea de lograr sentar la voz en la mezcla con el resto de instrumentos. Lo importante, antes de aplicar cualquier efecto, ya sea EQ, compresión u otro, es tener claro cuál es el problema que queremos arreglar al aplicar el efecto seleccionado. A veces aplicamos un EQ o un compresor solamente por el hecho de que vemos que todos los profesionales lo están haciendo, sin tener un objetivo en mente, y muy probablemente sea siempre necesario cierto nivel de compresion y EQ en la voz, pero asegurémonos que cuando los instanciemos, sea porque estamos buscando mejorar algo específico, de esta forma se nos facilita la vida mucho más.

#voz #EQ #Compresión

88 vistas0 comentarios

INFINITY RECORDING STUDIO

San Jose, Costa Rica

©2020 by Infinity Recording Studio