• Gabo Alvarado

7 errores que puedes estar cometiendo al usar el compresor


Cuando comenzamos a trabajar en nuestra mezcla, uno de los primeros plugins que nos viene a la mente es el compresor.


Existen muchos tipos de compresores y tantos plugins que realizan esta función, que muchas veces no nos decidimos por cual usar. Además, una vez que elegimos algún compresor, comenzamos a ajustar, probar y oír los cambios que hacen, sin ninguna dirección clara. Hemos visto a los pros aplicarlo en sus pistas y por lo tanto sentimos la necesidad de implementarlo nosotros también. Esto no significa que sea pecado aplicar compresión, pero debemos estar seguros de no cometer alguno de los 7 errores que veremos a continuación.

1 Seguimos viviendo en el pasado

Todos los compresores vintage buscan sonar como el 1176, y por lo general tendemos a pensar que el sonido vintage es mejor. El 1176 fue inventado hace 50 años. ¿Acaso nadie ha hecho mejoras al diseño en 50 años? Tenemos la locura de buscar y rebuscar los compresores más antiguos, cuando en realidad existen en la actualidad, una cantidad increíble de compresores con sonidos y algoritmos sofisticados, que no tienen nada que envidiarle a los compresores de antaño. Sería bueno cambiar el paradigma y buscar compresores modernos.


2 El tiempo de ataque está muy rápido

Cuándo estamos comenzando a experimentar con el compresor, tendemos a utilizar tiempos de ataque rápido. Los tiempos de ataque rápido nos gustan por que su impacto es muy notorio en la señal que estamos procesando. Pero debemos tomar en cuenta que al utilizar un ataque rápido, estamos destruyendo las transientes de la señal, las cuales son las que traen mayor cantidad de energía, resultando en una mezcla con poca vida y opaca.

Un ejemplo muy común es el redoblante. Si comprimimos usando un tiempo de ataque rápido, estaremos disminuyendo el volumen del ataque inicial del golpe del redoblante, quitándole mucha energía. En tu próxima mezcla, prueba tiempos de ataque más lentos, escucha y experimenta y verás que obtendrás mejores resultados.

3 Comprimir fuera de contexto

A veces cuesta oír los sutiles cambios que hace la compresión en nuestra pista cuando estamos oyendo la mezcla completa, por lo que mezclamos en solo. Esto significa que ponemos en solo la pista, agregamos un compresor y lo configuramos hasta que suene bien.

El problema aparece cuando volvemos a agregar las demás pistas. El efecto del compresor ya no se escuchan tan bien. Logramos que la pista comprimida sonara bien por su propia cuenta, pero no tomamos en consideración las demás pistas y cómo interactúan entre si. El comprimir fuera del contexto de la canción puede llevar a resultados no deseados.

Es importante que cuando apliquemos compresión, evitemos hacerlo con la pista en solo, para así tomar decisiones respecto a la mezcla completa y no solamente respecto a una pista.

4 Aplicar compresión a TODO

Al aplicar compresión a una pista y escuchar una gran mejora, nos sentimos tentados a aplicar compresión a las demás pistas, ¿El resultado? Una mezcla carente de dinámica y poco natural. Al aplicar la compresión es importante hacernos la siguiente pregunta: ¿Por qué estamos aplicando compresión? ¿Necesita realmente compresión esta pista? Muchas de las pistas a las que aplicamos compresión ya suenan bien por si solas, como por ejemplo, las guitarras eléctricas con distorsión o los instrumentos virtuales que ya de por sí están diseñados para sonar bien.

5 Monitorear a volumenes altos

¡A todos nos ha pasado! ¡Subimos el volumen a nuestros parlantes y listo! Tenemos una mezcla en donde todo se escucha claramente y además, sentimos mucho mejor la energía de la canción. La compresión suena aún mejor a alto volumen. ¿Pero que pasa cuando volvemos al volumen normal? La dinámica se pierda, la voz ya no se destaca tanto entre los demás instrumentos, la guitarra suena totalmente sin vida. Es importante mezclar a volumen bajo de vez en cuando, para asegurarnos que todo esté sonando bien. No nos dejemos llevar por la emoción de que suena excelente cuando estamos oyendo con los parlantes al máximo.


6 Aplicar toda la compresión de una sola vez

Puede que al aplicar el compresor y usar un ratio entre 4 y 8, obtengamos un resultado que en su momento nos parece que mejora el sonido del instrumento o voz en cuestión. O simplemente ponemos un compresor fuerte al final de la mezcla, lo cual resulta en un sonido distorsionado y sin buen tono. Es recomendable aplicar compresión en diferentes etapas, de esta manera no solo estaremos manteniendo la naturalidad de la pista o la canción, si no que podemos probar diferentes tipos de compresores sobre una misma pista para obtener diferentes tonos. Es preferible aplicar pequeñas porciones de compresión varias veces versus una única compresión agresiva.

7 No regular el volumen de salida del compresor

Muchos compresores traen por defecto un parámetro para compensar la ganancia que fue reducida por el compresor, llamado "Make Up Gain". Este parámetro muchas veces está configurado para que el volumen de salida sea mayor al volumen de entrada, por lo que al tener un volumen más alto, puede confundirnos haciéndonos pensar que la señal se mejoró al aplicar el efecto, cuando en realidad solamente es el volumen que está más alto y percibimos una mejora incorrecta. Es importante asegurarnos que el volumen de salida coincida con el volumen de entrada, encendiendo y apagando el efecto y mirando los indicadores de volumen, para poder así darnos cuenta si realmente el compresor está dando resultados positivos.


Estos fueron 7 Errores comunes que cometemos al usar compresión. ¿Te has encontrado cometiendo alguno de ellos?

Síguenos en Facebook y Youtube para aprender más sobre Producción de Audio.


#compresión #mezcla

207 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo